Entrevista a Sonia Encinas

Sonia Encinas  se define como comunicadora, sexóloga y coach de mujeres, pero para quiénes la conocemos es, además, una increíble fuente de empoderamiento, inspiración y admiración. Sonia lleva años dedicada a la comunicación, la sexología y las mujeres de manera independiente, pero con su nueva aventura ha aunado las mejores partes de sí misma para crear un proyecto que cuida y empuja a las mujeres en todas sus vertientes.

Empezamos fuerte, ¿qué es para ti ser mujer?

Es magia.

Como comunicadora, estoy a favor del uso de las etiquetas, ya que necesitamos nombrar las cosas para entenderlas. Yo soy mujer, me siento mujer, vivo como mujer y me relaciono con el mundo como mujer. Ser mujer atraviesa mi cuerpo, mi mente, mis emociones y mi forma de estar en el mundo.

Ahora bien, «qué es ser mujer» no tiene un significado único, sino tantos como personas hay en el mundo y, si bien yo lo vivo de un modo, respeto profundamente el sentir de cada una.

Ser mujer para mí es tener una relación de conexión profunda con la naturaleza y la tierra. Es «dar vida» en su significado más amplio (no literalmente, en el sentido de parir hijos, que también), a través de nutrir el mundo, de los cuidados que nuestras ancestras procuraron y nos permiten estar hoy vivas.

Ser mujer, relacionado con lo anterior, es creatividad (somos creadoras de ideas, de energías, de vida. Ser mujer es conocer mi ciclicidad y reconocer mis cambios hormonales, disfrutar de mi cuerpo y de mi conexión con el mundo en el que vivo de una forma más auténtica, dejándome embriagar y emocionar por la grandeza de lo que nos rodea. Ser mujer es despertar la intuición y vivir una sexualidad rica, profunda y poderosa.

Ser mujer también es ser combativa, es luchar por construir un mundo mejor junto a otras mujeres fuertes y valientes.

Podría estar horas hablando de lo que es para mí ser mujer, ¿cómo voy a querer renunciar a esa etiqueta? Mi identidad y mi comprensión de mí misma tienen como pilar fundamental el hecho de «ser mujer».

Pero como digo, esta es MI FORMA de describir lo que me define a mí como mujer, pero insisto en que cada una debe buscar su propia definición (y a quien le guste la mía se la presto encantada).

Para seguir con las preguntas potentes, ¿cómo crees que vivimos nuestra sexualidad las mujeres hoy en día? ¿cómo deberíamos vivirla?

Creo que hoy en día, las personas vivimos nuestra sexualidad desde la desconexión con nuestro cuerpo y nuestra parte espiritual. Vivimos con mucho peso de la mente, con ideas muy marcadas de lo que son las relaciones sexuales según si somos etiquetadas como hombres o mujeres (sin más opciones). Una sexualidad definida por la genitalidad. Si a esto le sumamos, en nuestro caso, la desconexión de nuestra naturaleza femenina ancestral y el silenciar la información que se aloja en nuestro cuerpo, llegamos a vivir una sexualidad muy superficial, limitada, que deja de lado toda la riqueza y belleza del concepto global de la sexualidad (que yo entiendo y trabajo como algo sagrado).

No me atrevo a decir cómo deberíamos vivirla, pero si aliento a las mujeres a que, en primer lugar, empiecen a entenderla colocándose ellas en el centro. A que piensen y vivan la sexualidad primero para ellas mismas (y con esta ya definida, podremos compartirla de forma más saludable).

Sexualidad es placer, es emoción, es aparcar lo racional y despertar el saber del cuerpo, es energía, es salud, es comunicación, es conexión con una misma y con el resto, es bienestar, es intuición, creatividad… ¡y muchas más cosas!

 

Somos muchos los que estamos de acuerdo en que vivimos aún en una sociedad tabuizada y que hace de los temas femeninos algo aún privado, ¿qué medidas podemos tomar en nuestro día a día para dar visibilidad y libertad a este tipo de temas? ¿cómo nos deshacemos de los muchos prejuicios que padecemos?

Hablando, compartiendo, leyendo… el primer paso para mí es sacar los temas sexuales a la luz y quitarles la condena de la vergüenza. Como digo siempre, la sexualidad forma parte de nuestra vida desde que nacemos, es una parte importante de nosotras mismas.

Y aquí hago un inciso para que nos entendamos bien. Ojo, sexualidad no es lo mismo que sexo ni sexo es lo mismo que coito. Nuestra sexualidad es mucho más que una práctica sexual compartida. Es una parte de quienes somos, es una forma de relacionarnos con el mundo exterior y también con el interior.

Por eso empecé a trabajar con mis arquetipos, porque ayudan a trascender el concepto de sexo que nos han enseñado y nos ayuda a visualizarnos como seres importantes llenos de sabiduría, de poder y de energía sexual.

Las que hemos asistido a tus talleres nos llevamos un aprendizaje muy brutal y precioso, casi catártico, pero, ¿qué has aprendido tú haciendo los talleres?

Es una pregunta complicada porque podría escribir durante horas y no acabaría de decir todo lo que he aprendido. Con cada taller aprendo cosas nuevas, yo lo facilito, pero me integro en el grupo como una más, así que siempre saco ideas y aprendizajes súper potentes del resto y de mí misma.

Este taller ha crecido conmigo y yo con él. Fue mi proyecto tras acabar el Máster en Sexología hace años, y se ha transformado a la vez que lo hacía yo. De hecho, he ido incorporando todas las cosas que he ido aprendiendo y pasó de ser un taller de autoplacer de una hora a un taller de sabiduría femenina y crecimiento sexual de 5 horas, donde no solo dedicamos tiempo a la estimulación del placer corporal, sino a conocer nuestro ciclo menstrual, a reflexionar sobre nuestro concepto de sexualidad y a conectar con los 3 arquetipos de mujeres que somos: Mujer Salvaje, Mujer Esencial y Mujer Sexual.

Es un espacio de verdad maravilloso. Del que siempre salgo tremendamente emocionada y recargada de energía femenina.

Quizá si tuviera que sacar un aprendizaje, sería que cada una de nosotras somos MUY importantes, que tenemos mucho que aportar y que ofrecer al mundo y que las mujeres somos mágicas (unicornias como digo yo), somos la cosa más bella de este mundo.

Los cambios y evolución que tu taller ha sufrido desde que empezaste, ¿son un reflejo de tus propios cambios personales?

Absolutamente. Este taller es una extensión de mí. Como decía antes, ha evolucionado y evoluciona conmigo y está impregnado de mi energía y mi forma de ver el mundo.

Es mi joya. Muy difícil de explicar con palabras todo lo que significa para mí, pero si vienes y lo vives, lo entiendes.

¿Cuán importante es la creación de tribus en este momento? ¿Eres de las que crean tribus?

Habría que definir qué es tribu para cada una. Pero como idea de grupo que comparte valores, vida y cuidados, la tribu no solo ha sido fundamental para que hoy estemos en este mundo, sino que lo sigue siendo. Somos seres sociales, necesitamos a la manada/tribu para sobrevivir (me da igual si es una pareja, amigas, familia tradicional…). Cada persona crea su propia tribu, que será en la que encuentre hogar, bienestar, seguridad, salud, amor, cuidados, apoyo…

Yo soy de tribu, sin duda. Loba de manada. No entiendo la vida sin mi entorno.

¿Qué crees que aporta la marca “Sonia Encinas”? ¿cómo la definirías?

Humanidad, ante todo. Sonia Encinas soy yo, y aunque entiendo el concepto (ya que mi trabajo está bajo mi nombre), me cuesta verme como marca.

Para bien y para mal siempre soy yo. Porque en los días bajos, tristes o de estrés, sigo siendo yo y mi trabajo se ve influido por esto.

Para bien, mi principal aportación es mi amor y admiración por las mujeres. La pasión e ilusión de haber vivido en mis propias carnes cómo ha cambiado mi vida y yo misma conectando con mi naturaleza femenina, teniéndome en cuenta siempre y colocándome en el centro de mi vida. Todo lo que hago ha pasado primero por mi piel, y por eso lo vivo con tanta intensidad, con la convicción de que podemos vivir mejor, una vida con sentido y magia.

Tu nuevo proyecto tiene una visión muy holística de la mujer y del coaching, ¿por qué crees que es importante que sea así?

No concibo que no sea así. En nuestra vida influyen multitud de factores y todos están relacionados y se influyen mutuamente. Si no abrimos la mirada a todo lo que somos, todo lo que vivimos, cómo lo vivimos y en qué contexto, no podemos bajar a la raíz y transformarnos/conectarnos desde allí. Hay que ir a la esencia.

Para terminar, háblanos de tus próximos proyectos, ¿qué más cosas vamos a disfrutar viendo cómo revolucionas?

Pues mi mente va a mil. Siempre estoy soñando, imaginando y creando. Pero de todo eso luego aterrizan unas pocas cosas. De momento, lo primerito que va a aterrizar es un precioso taller de sabiduría menstrual (se inaugurará en mayo y de momento solo lo había compartido con las mujeres que están suscritas a mi newsletter).

Pero de aquí a final de año, habrá novedades 🙂

Azalí Macías

Si quieres saber más de Sonia:

soniaencinas.com

facebook.com/soniaencinass

instagram.com/soniaencinass

 

0 thoughts on “Entrevista a Sonia Encinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.