Florella: un placer envolvente

Últimamente no dejo de probar cosas, y estoy encantada, aunque me haya gastado casi más dinero en sexshop que en alquiler ha merecido la pena, como dice mi amiga Alba Jiménez: “los buenos orgasmos no tienen precio” y yo añado, si son como los que te proporciona Florella menos.

Amantis me envió un email anunciándome el lanzamiento de esta maravilla y a los 10 minutos de verlo ya había hecho el pedido y ¡al día siguiente lo tenía! Sólo con ver la foto me pareció irresistible, y bien valía los 24.95€ que me costó. Me parece un concepto revolucionario en cuanto a vibradores, me sedujo especialmente el hecho de que se pasa por el coño la idea absurda de la necesidad de la penetración y el diseño pensado para cubrir y estimular la vulva en general es un paso adelante, olé por los creadores y gracias al servicio de Amantis por descubrírmelo y permitirme que lo tuviera casi tan pronto como deseaba.

Florella es un vibrador de silicona con forma de cáliz de flor, lo que permite que cubra tus labios mayores, en mi opinión, es genial que alguien haya pensado en que todas las partes de los genitales femeninos son merecedores de vibraciones y estimulaciones. Los labios mayores pasan a un segundo plano en muchos de los encuentros y las masturbaciones, pero en realidad, son una parte con muchas terminaciones nerviosas que, bien tocadas, proporcionan sensaciones realmente placenteras. Por no hablar de que, colocándolo bien, y dependiendo de los casos, la suave silicona y sus movimientos llegan hasta la horquilla, otro de los puntos olvidados injustamente en el tema de las caricias y lo que nos puede ofrecer.

Además, aun cuando no está encendido, es muy gustoso. Siempre me ha encantado dejar mi mano sobre el coño después del orgasmo, hace que, tras el clímax, los latigazos de placer posteriores sean más intensos y me proporciona una sensación de calma placentera, no sé cómo de personal es esta predilección ¿a vosotras también os pasa? Sea como fuere, Harvey (Florella para el resto del mundo) cubre esta necesidad a la perfección.

Pero ahí no acaba todo, en su interior cuenta con una gran cantidad de “pinchitos”, que, por supuesto son blanditos y maleables, que se van adaptando a todas las formas de tu anatomía según la presión que hagas contra el coño. Por si fuera poco, tiene una línea central de protuberancias algo mayores que aumentan las sensaciones sobre el clítoris y la entrada a la vagina, ¿no me digáis que no son vuestros dos puntos favoritos para que las vibraciones sean más intensas y cercanas?, unido al hecho de que tiene 30 modos de vibración la experiencia orgásmica es total.

Debo confesar que sólo lo he usado una vez, pero me basta para saber que va a ocupar un lugar muy destacado en mi cajón del placer. Hace tan sólo unas horas que mi nueva adquisición me ha provocado unos de esos orgasmos totales, en los que la electricidad se extiende por toda la zona genital, me ha hecho sentir totalmente estimulada y, a pesar de haber sido un orgasmos total, potente y envolvente, podría definirlo como un orgasmo tranquilo, lo que no le resta méritos, al revés, es tan agradable y se adapta tan bien a mis necesidades que el placer me inunda de una manera relajada y muy muy satisfactoria.

Para ser justos y sacarle algún defecto, puede que sea un poco más ruidoso de lo que me gustaría, no es el juguete ideal para usarlo en silencio, y sus vibraciones son tan potentes y profundas que cuando terminé de jugar con él, tuve la mano dormida durante unos minutos. Aunque, desde mi punto de vista, son males menores para la satisfacción que ofrece.

Os mantendré informados de las experiencias que me brinda en el futuro porque estoy segura de que esta historia de placer envolvente no acaba aquí, ya que acabo de descubrir que su diseño también encaja a la perfección con la estimulación de las tetas y estoy deseando probarlo.

Azalí Macías

Imagen: https://www.pinterest.es/pin/802977808531141805/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.