Relatos Anónimos

Aquí nace un nuevo artículo en cual podéis volcar vuestras fantasías, recuerdos, historias o cualquier guarradita que se os ocurra en forma de relato.
Esperamos el tuyo en: sexoyloquesurjablog@gmail.com

Y allí estaba ella una vez más, en la misma habitación de siempre, en el mismo hotel de siempre, esperando a que llegase Miguel. Ese amor secreto que le quitaba y le daba vida a partes iguales. Esa doble vida que le hacía sentirse sexualmente plena.

Mientras esperaba su llegada, Ana comenzó a imaginarse cómo sería su encuentro esa vez.  Como le abriría la puerta para que él la cogería entre sus brazos levantándola del suelo, empotrándola contra la pared sintiendo su polla dura contra su vientre… Como le arrancaría la ropa y le pellizcaría sus pezones sintiendo un placentero dolor a la vez que la penetraba de forma fuerte y dura, cuando de repente un ruido la sacó de su ensimismamiento… Más excitada y mojada que nunca fue a abrir la puerta y aunque no era quien esperaba dejó de tocar el suelo.

Wonderwoman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *