Dame culo

Amig@s guarreras, hoy os vengo a hablar de un tema que día a día veo que tiene muy mala prensa y que quiero defender a ultranza. Me estoy refiriendo como no podía ser de otra manera al famoso beso negro.

Llegados a este punto, muchos de vosotros ya estaréis escandalizados y vuestro monóculo habrá salido disparado hacia vuestra copa de champán, porque a la gente fina, estas cosas, al menos sobre el papel, parece ser que os escandalizan mucho (luego en privado seguro que os coméis los ojetes de 4 en 4). Pues bien amig@s, ajustaros bien el monóculo porque de una forma sincera y directa os voy a dar mi opinión sobre esta práctica tan maravillosa.

Para empezar, debemos saber que el ojete, ano, ojal, ohaio o como queramos llamarlo, es una zona sensible a las estimulaciones y que debido a esto, puede dar mucho placer. Todos conocemos las teorías sobre el punto G masculino, la penetración anal que aprieta la vagina, etc. Pero yo no quiero hablar de nada de esto, yo quiero hacer una oda a comer ojetes, con la lengua, la boca y la cara entera si hace falta.

Comer culos en un arte maravilloso y que además de dar placer físico da muchísimo morbo.

Agarrar bien un pandero, abrirlo y meter la lengua en el ano es una cosa de por sí super guarra y precisamente por eso, da morbazo.

Muchas chicas a las que les he comido el culo me lo han comentado, que es una cosa super placentera y a la vez excitante porque te están comiendo algo que apriori «no se come» y esto hace que el placer sea doble. Os animo desde aquí a qué os abráis y no tengáis miedo a dejaros hacer y a experimentar. Con higiene, toda zona del cuerpo humano es comible, chupable y agradable y un ojete limpio no es una excepción. Dejarse ya de prejuicios tontos y bajaros al pilón trasero, dejaros caer por allí y disfrutar. Y con esto os animo a tías y a tíos tanto a hacerlo como a recibirlo, ¡que ya está bien joder! Nadie me ha comido el ojete en mis 27 años y empieza a ser preocupante. Os digo lo de siempre, comunicaros con vuestra pareja, hablarlo y ver si os gusta la idea o que. Porque muchas veces solo por ser una cosa un poco más inusual y que puede estar hasta mal vista por algunos remilgados, dejamos de hacerlo y ni siquiera sacamos el tema a la palestra y nos podemos estar perdiendo una situación de placer y morbo espectacular.

Lo dicho amig@s abrir mente, boca y culete y disfrutar de la estimulación de vuestro amigo el ano que os va a sorprender para bien.

Juanma Vázquez

Imagen: https://lasillarota.com/yosoitu/salud/todo-lo-que-debes-saber-sobre-el-beso-negro/171598

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.