Entrevista a mi pollita

Mi compi Aza me ha pasado un artículo muy curioso sobre las preguntas que le haría a su clítoris y yo, copiándole la idea un poquito y yendo un paso más allá he pensado en entrevistar a mi polla. Con preguntas y respuestas. A ver qué sale (abstenerse de hacer el chiste fácil).

Yo: Antes de nada quiero saludarte y darte las gracias por el servicio. Eres una polla bastante maja y que no suele fallar cuando se la necesita.
Mi pollita: ey, que pasa. No me des las gracias joder, pa eso estamos. Pa eso y pa mear, sino hiciera bien alguna de las dos cosas….vaya mierda polla sería.

Yo: Sin paños calientes. ¿Del 1 al 10 como valoras el trato que te doy? ¿Alguna queja o sugerencia que hacer?
Mi pollita: pues….haciendo balance te diría que un 7. No sé si a te gusta que te aprieten la cara contra el cuerpo de otras personas pero a mí la verdad que me agobia un poco, por no hablar de las veces que me usas vilmente haciéndote pajas rápidas e insípidas que me dejan con mal sabor de boca, literalmente. Eso no está bonito, pero por lo demás….no me tratas mal.

Yo: intentaré tomar nota y mejorar estos aspectos, lo prometo. ¿Por qué te levantas con tanta frecuencia? Y conste que esto no es una queja, pero hay veces que es un canteo que te pases el día erecta.
Mi pollita: pues chico, esto realmente no es culpa mía, o no en su totalidad, ahí tendrías que hablar con tu puto cerebro y decirle que se relaje un poco. ¿No crees?. Ese cabrón se pasa el día mandando estímulos y sangre y yo solo los transformo en erecciones preciosas. A mi que me registren.

Yo: Y por curiosidad, ¿por qué cojones cuando estoy cansado y he dormido poco te pasas el día pidiendo guerra?
Mi pollita: eso básicamente se debe a los ciclos lunares y la incidencia directa que tienen en tu metabolismo.

Yo: ¿En serio? ¿Es por eso?
Mi pollita: no tío, me lo he inventado, ¿yo que coño sé? Soy solo una polla. A mi me mandan sangre y palante, el porqué es cosa de otros. ¿Van a ser todas las preguntas así de mierderas?

Yo: joder, perdón, tienes razón, vaya mierda de preguntas. Voy con las buenas. ¿Estás contenta con tu tamaño o hubieras querido ser un poquito más «alta»?
Mi pollita: pues hombre, a sabiendas de que a priori puedo parecer una polla bastante mediocre estoy contenta de ser así. Entro bien en todos lados, no causo ningún tipo de dolor y creo que soy capaz de dar el placer que se espera de mi. Lo que si me hubiera gustado es tener un poquito más separados los huevos, que se me unen al tronco como muy arriba y a veces no me dejan intimidad pa mis cositas.

Yo: sé de qué me hablas, a mi también me parece que están muy arriba. Y hablando de mis huevos…¿Qué opinan ellos sobre el trato que se les da?
Mi pollita: pues si te digo la verdad hablo poco con ellos, son unos putos pesados y siempre están hablando de si mismos y comparándose el uno con el otro a ver quién es más grande, cosa que por otro lado me parece absurda porque evidentemente el derecho es más grande, pero claro, a ver quién es el guapo que se moja, que al final tenemos que vivir todos juntos por cojones (valga la redundancia) y no quiero malas caras para los restos.

Yo: Vaya tela. Bueno, como ya sabrás al final esto es para un blog de sexo y me veo un poco obligado a preguntarte por este tema. ¿En general, como has vivido hasta hoy nuestra sexualidad?.
Mi pollita: pues bueno, la verdad que en líneas generales ha estado bastante bien la movida. Es cierto que eres un poco flipado y a veces me la lías. ¿Te acuerdas cuando por hacer el burro me hiciste una brecha en la cabeza? Eso no moló una mierda cabrón. ¿Y aquella vez que vomité sangre? Hay que tener más cuidado con los golpes en los cojones majo. Pero bueno, por lo demás….bastante bien. Los coños que he visitado han estado bastante bien, muy confortables y las bocas…. Te pierden demasiado cabrón y a veces siento que me voy a cargar a alguien, pero bueno, aún así es divertido.

Yo: tomo nota. ¿Por cierto, como es estar en un coño? ¿Mola tanto como imagino?
Mi pollita: sí tío, es la puta ostia. Seguramente mole bastante más de lo que puedas llegar a imaginar. Es el sitio más calentito y confortable del mundo y además se adapta a uno con una facilidad… Merece la pena ser polla solo por eso.

Yo: deduzco en tus palabras que hablas de entrar en un coño sin protección. ¿Cambia mucho la movida cuando te pongo chubasquero?
Mi pollita: ¿Que si cambia? Cago en tu puta madre. Pero chico, no voy a decir na malo sobre los condones porque al final me están salvando la puta vida en muchas ocasiones asique….lo comido por lo servido.

Yo: ¿Y los culos qué? ¿Molan tanto?
Mi pollita: (me mira en silencio con cara de trauma).

Yo: Entiendo, bueno pollita mía, vamos a dejar aquí la conversación porque podría estar horas preguntándote mierdas y tampoco quiero cansarte, que esta noche si Dios quiere te tocará trabajar. ¿Quieres añadir algo para despedirte?.
Mi pollita: pues nada, que ha sido un placer estar por aquí, ya era hora de que echaras un reto charlando conmigo joder que nunca tienes tiempo. Y nada, lo dicho, acuérdate de tratarme un poco mejor joder, cuídame bien y no te flipes demasiado.
Ah y por cierto, ¿puedo saludar?. Bueno que cojones saludo y ya está. Un saludo para mis amigos los clítoris, pa mis hermanos los cojones que me leerán el viernes y en definitiva para todas las personas que me hayan visto o sentido alguna vez. Lo siento si fue decepcionante y de nada si fue un gustazo. Paz.

Juanma Vázquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.