Ford Elculo

El otro día, hablando con Juanma descubrí que doy por hecho que el sexo en el coche es muy interesante y divertido, pero que mucha gente no lo ve así. Hace relativamente poco, tuve una relación de 3 años en las que tenía sexo automovilístico a diario, y no sé si me he acostumbrado o le he pillado el punto, pero me parece una situación mucho más genial que el simple hecho de la alternativa mala a la cama.

Además del morbo de lo público, que siempre es un extra, follar en el coche me parece que ofrece opciones que no tienes en otros lugares, aunque os parezca una locura. En el asiento de atrás he tenido orgasmos increíbles en diferentes posturas, me han penetrado por todos lados, he pasado horas haciendo y recibiendo sexo oral, e incluso, he tenido sesiones de masajes y placer erótico.

Cuando te tumbas y te abres de piernas, los reposacabezas son un lugar ideal apoyar los pies y que la postura sea más cómoda y con más tracción, cuando te pones a cuatro patas tu mirada acaba en una de las ventanillas trasera pudiendo observar tu entorno mientras te la meten, pero sin duda, mi postura favorita es en la que él se sienta y yo me pongo de rodillas encima de él. No sé si es el ángulo del asiento, el tener que torcerme hacia un lado (casualmente siempre el derecho) o el hueco de los pies, pero follando así, siempre disfruto más que de ninguna otra manera.

Y por si no lo habíais pensando, la sexualidad del coche no implica solo el espacio interior, el capó es un lugar maravilloso para apoyarte y que te penetren desde atrás, o para espatarrarte para una buena comida de coño, y la altura de los asientos es maravillosa para que el que se ofrezca sea él y puedas hacerle mamadas muy interesantes o para que, estando sentado, puedas darle la espalda y botar sobre su polla.

Pero tampoco ofrece posibilidades sólo estando parado, me encanta ir de copiloto y que el conductor se dedique a masturbarme con la mano que le deja libre el volante, o si soy yo la que conduzco, aprovechar para manosear a mi compañero hasta q se corra en mi mano echa un cuenco y poder lamerlo. Personalmente no me gusta que el estimulado sea el conductor, porque soy una chica responsable y concienciada con la seguridad al volante, pero seguro que muchos habéis experimentado maravillosas sensaciones con un volante en la mano. Con imaginación todo es posible, el placer está en muchos lugares en los que no te has parado a pensar.

Entiendo que puede parecer que hacerlo en el coche es algo de jóvenes que no tienen dinero ni otro lugar donde follar, y con los calentones no les importa lo incómodo o lo difícil que pueda ser, pero para mí es un lugar ideal para darle vidilla a la relación, incluso he pensado en ello como una técnica bastante asequible de reavivar llamas venidas a menos en las relaciones largas.

Dicho todo lo anterior, es cierto que la comodidad y la tranquilidad de una cama privada es insuperable, ofrece un ambiente mucho más íntimo en el que no tienes que estar pendiente de si alguien se acerca, puedes estirarte y ser más libre, pero nunca subestiméis el placer que ofrece un buen polvo en el coche.

Azalí Macías

Imagen: www.enfemenino.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.